ARCHIVOS ASOCIADOS
Sin archivos
TITULO PROYECTO
Huella de carbono de productos de exportación agropecuarios de Chile.
Director Entidad ejecutora Fondo financiamiento Monto Periodo Estado
NO ASOCIADO Instituto de Investigaciones Agropecuarias FIA $105.548.454 2009-2010 Terminado
El tema “huella de carbono” amenaza con transformarse rápidamente en un nuevo factor de condicionamiento de las transacciones internacionales de productos, incluyendo los de origen agropecuario. Este condicionamiento no vendrá por los medios oficiales sino que será impuesto por los consumidores al preferir o rechazar productos según sus huellas de carbono. Se presenta una propuesta técnica, para la ejecución del estudio “Huella de carbono de productos de exportación agropecuarios de Chile”, que contempla los siguientes productos: (a) uva de mesa; (b) paltas; (c) ciruelas; (d) manzanas; (e) berries (arándanos y frambuesas); (f) semillas de maíz; (g) vino tinto, (h) queso gauda y (i) carne ovina; colocados en los dos más importantes puertos de destino. Los productos fueron analizados mediante la evaluación del ciclo de vida, determinando la huella de carbono desde la producción de plantas en viveros, producción agrícola y agroindustrial, hasta su depósito en puerto de destino. Los principales resultados de la huella de carbono por productos puestos en puerto marítimo de destino en EE.UU. fueron: paltas, 0,0 a 0,9 kg CO2 -e/kg; uva de mesa, 0,9 a 1,9 kg CO2 -e/kg; vino tinto, 0,8 a 2,9 kg CO2 /litro embotellado; manzanas, frambuesas y arándanos, 1,1 a 2,4 kg CO2 -e/kg y; queso gauda, 7,4 a 17,8 kg CO2 -e/kg. Se pudo observar que los productos animales presentan una huella de carbono cerca de 10 veces la de los productos vegetales. A su vez, las etapas de trasporte terrestre y marítimo aportan con poco a la huella de carbono, debido a los grandes volúmenes trasportados.
Analizar y determinar rangos de valores de la huella de carbono de los principales productos agropecuarios exportables del país, con el propósito de contribuir a mantener o aumentar la competitividad del sector silvoagropecuario, mediante el establecimiento de respuestas innovativas y sostenibles, frente a posibles medidas que pudieran afectar el comercio internacional de los productos nacionales.
El factor común para los productos vegetales agrupados aquí (ciruelas, manzanas, uva, berries y vinos tintos), es el hecho que los tratamientos de post-cosecha son las fases del ciclo de vida con mayores niveles absolutos y relativos de emisión de gases invernadero. Consecuentemente, la estrategia de abatimiento de la huella de carbono debe focalizarse en ellas, recibiendo las otras fases (producción y transportes) una atención secundaria. El análisis indicó que las emisiones provienen mayormente de los insumos, repartiéndose entre directas e involucradas: para ciruelas, berries y vinos, las directas con las más importantes, mientras que para uvas y manzanas, lo son las involucradas. Esto significa que la estrategia de abatimiento, si bien debe centrarse en las unidades de post-cosecha, debe orientarse tanto a abatir las emisiones directas (mediante modificaciones en la operación de las unidades, imposición de códigos de buenas prácticas laborales) como las involucradas (a través de la adquisición de insumos con menor huella de carbono, a igual nivel de calidad). Como ya se mencionó, es conveniente que las estrategias mitigadoras contemplen, además, aspectos como: ’ programa de incremento de la eficiencia energética, y ’ programa de planificación mejorada, conducente a una mejor armonización del transporte de los productos a través de las fases del ciclo de vida, a una mejor definición de la ruta de los productos y a una conducción más eficiente de los productos (mejor horario, mejor mantención de camiones).